Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest

Aunque muchos hablan de transformación digital, pocos comprenden lo que implica un proceso de cambio tan profundo y disruptivo, la transformación digital pretende generar nuevos modelos de negocio, acelerar la adopción de formas de trabajo ágiles e impactar la cultura de la organización. LLevar a cabo un proceso de este estilo en una organización no es nada sencillo y el 75% de las iniciativas de este tipo fracasan.

Tecnologías como el teléfono tardaron 50 años en llegar a 50 millones de usuarios, sin embargo hoy juegos como el Pokemon Go llegan a 50 millones de usuarios en solo 19 días. Un directivo debe de considerar que en una economía digital ya no es el mas grande el que se come al más pequeño es el más rápido el que se come al más lento y debe alinear las capacidades de su empresa para lograr una ejecución ágil.

Para Héctor Roldán, experto de Simple Consulting haciendo realidad la transformación digital en instituciones públicas y privadas, existen siete conceptos clave que deben ser interiorizados por aquellos líderes que desean ser exitosos en sus procesos de cambio:

Tecnología Disruptiva: Las nuevas tecnologías disruptivas son capaces de transformar radicalmente los modelos de negocio tradicionales. Por ejemplo hace una década era impensable que alguien que no fuera una gran empresa multinacional tuviese acceso a la potencia de cálculo de un superordenador, sin embargo hoy con la tecnología cloud es posible que cualquiera desde el garaje de su casa acceda a dicha potencia por una fracción del costo y la utilice solo por el tiempo que necesita, piense en el impacto! Las barreras de entrada se hacen cada vez más débiles y se democratiza el acceso a la tecnología.
Activos y pasivos digitales: Todo buen gerente tiene en su cabeza los activos y pasivos de su estado de resultado, sin embargo, son pocos los que entienden que la naturaleza de sus activos y pasivos se ha tornado digital y que hoy es la tecnología, los datos, la conectividad, la experiencia de usuario o la seguridad (entre otros) los elementos que pueden generar o destruir valor en su empresa.

Redefinición de Modelos de negocio: Los modelos de negocio más tradicionales están muriendo lentamente mientras que los nuevos modelos de negocio habilitados por tecnología digital están generando y a gran velocidad nuevos productos y servicios que están transformando las industrias y la experiencia de los clientes. Piense en un momento en el negocio tradicional de Hilton, para crecer necesitan encontrar un terreno, construir, contratar personal, formarlo, comprar suministros, etc,.. sin embargo que necesita Airbnb para seguir creciendo? esta visión de negocio es tan solo una de las diferencias entre un modelo de negocio lineal y otro exponencial. Es importante entender que los procesos estratégicos tradicionales no están bien adaptados para los nuevos modelos de negocio digitales.

Liderazgo ambidiestro: Es la capacidad que tienen que desarrollar las empresas para transformar e innovar a la vez que son capaces de mejorar continuamente su operación. Esta capacidad es clave ya que las empresas que no lo hacen generalmente se quedan sin oxígeno a la mitad de su viaje de transformación, es muy importante una cultura de mejora continua para ir generando el capital político y financiero que requiere un proceso de cambio.

Brecha digital: Desde la llegada del internet se ha generado una brecha ya que la sociedad, la economía, la cultura y las leyes ya no son capaces de avanzar al mismo ritmo de la tecnología. Es necesario que las empresas y sus ejecutivos le pierdan el miedo a la tecnología, ya que aquel que no tenga un entendimiento básico de la tecnología y sobre todo de su impacto en los modelos de negocio será lamentablemente el equivalente un analfabeta digital.

El cliente al centro: La mayoría de empresas confunden lo que es tener orientación al cliente con poner al cliente al centro de la estrategia, ambos cosas son importantes pero diferentes.
Las empresas que dicen tener orientación al cliente por lo general están centradas en conocer al cliente para venderle todo lo que se pueda, de la forma más rentable posible y fidelizarlo con el tiempo. Aquellas que buscan poner al cliente al centro de su estrategia están centradas en diseñar y brindar la experiencia que el cliente realmente desea y en construir al interior de la empresa todas las capacidades necesarias para poderlo hacer.

La cultura como ventaja o desventaja competitiva: Muchos procesos de transformación fallan porque las empresas parten por cambiar los procesos y cuando no se obtienen los resultados esperados se cambia la estructura (personas) y dejan la cultura en último lugar. El orden correcto de la intervención es cultura, estructura y procesos. La transformación parte y termina en las personas no se trata solo de tecnología, el verdadero desafío radica en cambiar mentalidades y comportamientos al interior de una organización. Después de haber visto las claves para entender la transformación digital, debemos preguntarnos, qué tengo que potenciar? qué cosas tengo que dejar de hacer y qué cosas tengo que empezar a hacer al interior de mi empresa?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Reflexiones

Escríbenos