Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest

Hace poco se fue de Chile pero, aún así, el banco BBVA de España es uno de los más grandes de ese país y del mundo. Y lo que hagan, generalmente, tiende a replicarse en su competencia en todo el planeta.

Por eso no deja de llamar la atención que para un tipo de crédito a empresas hayan definido un nuevo y particular requisito. ¿Cuál? La Madurez Digital, “que se obtiene a partir de un análisis profundo por parte de firmas consultoras especializadas y que se revisa anualmente. Si la compañía mejora su nivel de digitalización, mejorará también las condiciones de esta financiación. De esta forma, alinea sus instrumentos financieros con la estrategia corporativa, obteniendo un incentivo financiero por mejorar su grado de digitalización y acelerar su transformación digital en el tiempo”, dice el banco.

Héctor Roldán, CEO de Simple Consulting, http://www.simpleconsulting.cl/ afirma que para analizar la madurez digital, “las evaluaciones son mediante un modelo que calcula las diferentes dimensiones que afectan el grado de digitalización de las empresas. Se hace entrega de un instrumento que permite a toda compañía, no sólo comprender su brecha digital, sino que también incrementar su nivel de madurez, con recomendaciones adecuadas a la realidad de la organización”.

Roldán enfatiza que “este es un avance muy importante, ya que el grado de madurez digital, está directamente relacionado con el valor de las empresas, y determina en gran medida su viabilidad y éxito a futuro”.

El diagnóstico para la madurez digital, es el mapa de ruta, el instrumento cuya relevancia es cada vez mayor y evoluciona a gran velocidad, que ya es considerado por ejemplo por BBVA “para ajustar la tasa de interés para préstamos a empresas, según su grado de madurez digital”, dice Roldán.

Roldán menciona que algunas de las ventajas de utilizar un instrumento para medir la madurez digital de una empresa son:

Asegurar que la empresa analiza correctamente todas las dimensiones del problema a solucionar.
Establecer un lenguaje común dentro de la organización para comunicar la transformación digital.

Ayudar a establecer objetivos muy claros y planificar acciones a corto, medio y largo plazo.
Permitir que la organización conozca su punto de partida y establezca su ambición digital.
Brindar una herramienta que permite una medición objetiva de la evolución de su negocio durante el viaje de transformación.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Reflexiones

Escríbenos